FREE SHIPPING $75+ CODE: FREESHIPPING75 ✌ FULFILLMENT TIME IS 5-7 BUSINESS DAYS ✌ USPS IS EXPERIENCING SHIPPING DELAYS

news

Cómo hacer una diferencia en el 2021 cuando no habrá un regreso a la normalidad.

nobacktonormalA través de los años hemos vivido eventos que han cambiado la manera en la que nos comunicamos, la forma de hacer negocios, la ciencia, la tecnología, la seguridad nacional. Podemos mencionar desastres atmosféricos, 9/11, la guerra, entre otros.   A consecuencia de estos hemos integrado a nuestro diario vivir procesos, protocolos, hemos cambiado nuestro estilo de vida. Nos hemos adaptado.

Ahora bien, ¿Qué nos hizo pensar de esta pandemia como lo peor que nos pudo pasar? En mi opinión, La incertidumbre.

El no saber cómo reaccionar, que decisión tomar, la falta de información veráz, el miedo a estar cerca de otras personas. Esta situación estaba fuera de nuestro control, era mundial, y estaba fuera de nuestro alcance, y del alcance de aquellos que son expertos en el tema de la ciencia y la salud, la economía.

Han transcurrido varios meses – no quiero ni contarlos - desde que comenzó la pandemia. Y la verdad sé que ha sido abrumador, pero si has está pensando en que retomarás las cosas que dejaste cuando esto terminé, cuando volvamos a la normalidad, cuando nos veamos de nuevo. Stop right there!!!  There’s no back to normal, al menos no a ese normal que conocíamos antes de este evento.

Entonces ¿Qué haremos ante esta nueva realidad?

Me he dado cuenta de que el no hacer cosas, el no seguir con mis planes (obviamente adaptados a esta nueva realidad), el no tomar decisiones – como decir No voy a buscar empleo, o no voy a comenzar el podcast, o no voy a tomar las clases que tenía pendiente – o no voy a comenzar el nuevo negocio - , el no seguir trabajando por mis metas, me lleva a un camino que no es bueno para mi salud mental.

Créeme, unos meses después que comenzó pensé de esa manera. Pensé en detenerme a esperar, pero a medida que el tiempo pasó me di cuenta de que no era lo correcto.

¿Has puesto tu vida en hold, en suspensión hasta que esto pase? Nuestra vida y nuestras circunstancias cambian cuando ponemos acción en ello, cuando ponemos propósito, cuando hacemos planes cuando nos comprometemos con ello. Y de eso sí que tenemos control.

Entonces, ¿será posible navegar a través de esta incertidumbre con éxito?

Pues la historia dice que sí. La historia relata casos donde en medio de la crisis han surgido los mejores inventos, los más grandes pensadores, los mejores productos. Eso nos prueba que si se puede.

Se dice que, durante la peste bubónica, fue durante esos meses de cuarentena que Shakespeare escribió algunas de sus obras de teatro más famosas y Newton desarrollo la teoría de la gravedad. Se dice que durante la crisis económica de 1800 Thomas edición utilizó el tiempo para inventar la primera bombilla comercialmente exitosa. Como consecuencia de ver la desfiguración que sufrían los soldados provenientes de la primera guerra mundial el cirujano Harold Gillies establecido el primer hospital dedicado a cirugía plástica estética.

Y mientras hacia research de esto me detuve. Si, es importante saberlo pero es mas importante verlo en nuestra realidad de hoy.

Cuando muchos pensamos que no podíamos ir a buscar alimentos por seguridad o por la cuarentena, Uber eats, Doordash, Shipit contrataron mas personal para traer alimentos, medicamentos, comida caliente hasta nuestra puerta. Aun cuando estos servicios ya existían, su popularidad creció y ellos innovaron incluyendo alternativas adaptadas a la realidad del momento. Mucha gente, especialmente los artistas a quienes les cerraron teatros, coliseos, etc se movieron online a ofrecer sus espectáculos y su audiencia creció considerablemente. Vi fotógrafos pasar por el porch de las casas para tomar fotografías en distanciamiento social. Al principio la mascarilla, nos parecía imposible, un problema y con el tiempo hemos visto como se ha ido innovando hasta el punto de que veo todos los días en la escuela la directora con una mascarilla distinta que combina super fashion con su ropa. En fin, nos reinventamos.

Es momento de aceptar que vivimos una nueva realidad, analizar nuestros planes, reajustarnos y retomar nuestras vidas, nuestros sueños, nuestras metas, nuestro propósito. No estoy diciendo que será o es fácil, pero si posible… y es por eso por lo que te quiero compartir algunas estrategias que te ayudaran en este proceso.

Ponte ready. Saca el notes de tu teléfono, o tu libreta para que anotes algunos tips que te ayudaran a retomar tus planes y hacerles frente al 2021 con optimismo de que esto también pasara.

1. Sé tú una prioridad  

Esto debe aplicar siempre, pero más cuando estamos manejando la incertidumbre. Y creo que en estos últimos meses nos hemos dado cuenta, “slap our faces”, el hecho de que necesitamos priorizarnos dentro de nuestro Schedule diario.

Para tener una mentalidad correcta y la energía necesaria para trabajar con los imprevistos que surgen día a día debes priorizarte. Con esto me refiero, crea una rutina para trabajar con tu mente y tu cuerpo. Es la única forma en la cual tendrás la energía suficiente para trabajar con tus objetivos y manejar el estrés que conlleva reorganizarte cuando todo a tu alrededor cambia inesperadamente.

Las mejores ideas de temas para escribir o para compartir con ustedes me han surgido cuando saco tiempo para mi… mientras medito o mientras corro. De eso les hablo.

2. Conoce tus emociones y trabájalas.

Como parte de esa rutina, está el manejo de las emociones. Escanea tu mente y tus emociones para que puedas identificar como estas operando, desde que sentimiento.

Hemos pasado por mucho estrés, y muchas situaciones distintas y cambios ocurriendo simultáneamente a raíz de esta pandemia. A veces subestimamos cuanto esto puede afectar la salud física y mental. Cuando salí de mi isla a consecuencia del huracán María, pensé que todo había terminado allí. Pues no, tanto mis hijas, mi familia como yo tuvimos muchas secuelas emocionales y físicas a consecuencia de lo que vivimos allí, muchas de las cuales aún estamos trabajando.

No lo hagas sola o solo. No seas tan fuerte contigo mismo. Busca con quien hablar, con quien compartir. Evita hablar negatividad y discutir malas noticias constantemente. – Te puedo decir por experiencia que no funciona - Habla con quienes tu sepas que están manejando este proceso y pueden ayudarte con herramientas para que puedas sentirte en control, antes de comenzar a visualizar como quieres terminar el 2020 y como quieres que sea el nuevo año.

3. Reorganiza tu plan - ¿Cómo quiero que sea mi 2021?

Pregúntate ¿Qué quiero hacer? ¿Cómo quiero vivir mi vida de ahora en adelante? ¿Cómo puedo aprovechar lo que aprendí, lo que leí, lo que estudié durante este periodo? ¿Cómo puedo crear o aprovechar las oportunidades? ¿Qué hay para mi y mi familia dentro de todo esto? ¿Qué puedo aprender de este proceso? ¿Cómo puedo innovar?

La realidad es que esta pandemia nos permitió a muchos bajarle dos a la revolución en la cual estábamos viviendo. Al ajoro de vida, al vivir en piloto automático. Nos dio la oportunidad de repensar como queremos vivir de ahora en adelante y que cosas son realmente importante. Tenemos la oportunidad de comenzar de nuevo. De dejar aquellas cosas que no funcionaban y enfocarnos no tan solo en las que funcionan sino en las que más valor tienen.

Debes crear la rutina de tener un plan con objetivos realistas, medibles y alcanzables. Un plan no tan solo de trabajo, sino un plan para tu vida. Un plan para cómo te visualizas de aquí a terminar el año. Vamos a terminar el año con más optimismo de lo que comenzó. Anímate.

Si no tienes un plan, ¡comiénzalo hoy!

Míralo de esta forma, si no tienes un plan ahora tienes la oportunidad de crear uno con una mentalidad más clara de lo que en efecto está funcionando a razón de esta pandemia, las tendencias y hasta las oportunidades que puedes explorar a raíz de todo lo ocurrido. Quizás aprendiste algo nuevo, cambiaste el modelo de negocio, comenzaste un blog o un podcast como yo, pues entonces vamos sobre ese plan y vamos a ajustarlo a esta nueva realidad. No dejes fuera esas cosas que te están funcionando y sobre todo aquello que no funciona, que te diste cuenta de que te hacia daño o que simplemente no era importante – táchalo. Tienes permiso-. El rato para caminar fuera y tomar el sol, el tiempo para compartir en familia, el hacer checkin con las amistades. Ya nos dimos cuenta de que es necesario, que es importante, así que no lo dejes fuera de tu plan y de lo que quieres que sea parte de tu vida.

Esto que estamos haciendo es cambiar la perspectiva. En vez de esperar que nos digan que hacer, estas tomando el control, dando pasos adelante para reinsertarnos a esta nueva realidad de una manera fuerte, solida, y con herramientas para aportar.

 ¿Y qué pasa si todo vuelve a cambiar inesperadamente?

Los cambios son inevitables. Aun cuando tu no lo percibes todo a tu alrededor esta cambiando, incluso tu. Crecer es opcional. Puedes decidir que a través de estos cambios vas a crecer. Vas a sacar algo positivo, vas a aprovechar la enseñanza y vas a ser mejor persona de lo que eras ayer.

O solo decides ir por el cambio, sin asumir ni aceptar cuanto puedes crecer a través de este.

I know. Sounds hard, but it’s true, y tengo que decírtelo.

Lo primero que viene a nuestra mente ante algo que nos cambia la realidad es, No puedo. Esto no es posible.

En esa misma posición he estado yo muchísimas veces y la pandemia no fue una excepción. Al entender que había entrado en ese pensamiento, decidí accionar. No te estanques en el no puedo, analiza.

Ve a tu plan y determina si esto que necesitas hacer es necesario o no, y como afecta tu plan actual. Si en efecto el cambio que llego es inminente, o sea tenemos que ajustarnos, pues debemos actualizar el plan.

¿Qué significa esto? Cuando llegan los cambios – como este cambio de la pandemia, ajustas. Óyeme bien, óyeme bien porque aquí fallamos todos.

No puedes dejar el plan tal y como está más incluir lo nuevo que llego. ¿Por qué? Porque tu solo tienes x cantidad de tiempo y una x cantidad de energía. Esto significa que debes decidir qué se debe ir o posponer dentro de ese plan que tú ya tienes.

Cuando comencé la educación online de mis hijas tuve que adaptar mi plan de trabajo para incluir todas esas nuevas tareas que llegaron. Como muchos de ustedes, ahora tenía un nuevo rol, maestra y terapista del habla, ah y computer technician. ¿Qué implico eso? No tenía suficiente tiempo para todo lo que hacía. Así que la tienda online tuvo que esperar por reabrir. TUVE que posponer el lanzamiento de este podcast. Mis energías se centraron en esas tareas porque se convirtieron en la prioridad.

4. Aprende. Itera. Crece.

Ya hablamos de priorizarnos, de reconocer y manejar nuestras emociones, en conectar con nuestras amistades, y de comenzar a trabar en un plan de crecimiento personal y profesional. – y sumamente importante no detenerte cuando llegan los cambios y los imprevistos, la incertidumbre.

Ahora nos toca accionar. Hacer. Get things done. No importa lo que sea que te propongas, yo voy a ti.

Dale tiempo. ajústate y aprende. Una vez comienzas habrá cosas que no puedes terminar o te das cuenta de que quisiste abarcar más de lo que podías, pues no importa. Nos pasa a todos. Aprende, itera, crece, pero no te quites. En fin, lo que no funciona, de eso se aprende y se mejora. Lo que funciona se continúa haciendo.

Recuerda algo fundamental. No tienes que hacerlo sola o solo. Busca ayuda, pide ayuda. Lee. Escucha podcast. Comparte con tus amigos, Haz colaboraciones. No te quites.

¿Cómo puedes hacer una diferencia en el 2021? No detengas tu vida por esperar que las cosas vuelvan a la normalidad. Prioriza tu salud física y mental, conecta con tus amigos, crea un plan de crecimiento personal y profesional, y toma acción.

Es tiempo de crecer, de innovar y de ayudar a otros.


Older Post